Si bien hemos dedicado documentos a hablar sobre la impresión 3D y sus posibilidades, aquí profundizaremos sobre sus ventajas y desventajas.

Las características de la impresión 3D y las oportunidades que ofrece, la han convertido en un proceso de fabricación cada vez más solicitado. Debido a que supuso una nueva forma de fabricar productos que se mantiene en continuo desarrollo. Encontrando su utilidad en distintos sectores, mejoras tecnológicas, etc.

Si bien es cierto que hay distintas tecnologías de impresión 3D, las ventajas y desventajas que son tratadas a continuación son aplicables a cualquiera de estas.

Ventajas principales de la impresión 3D

  • Velocidad: una ventaja muy destacable, es la duración en la que piezas o productos son fabricados en comparación con otros procesos de fabricación tradicionales. Pudiendo ser modificados e impresos distintos tipos de objetos en tan solo horas.
  • Costo reducido: muchos procesos de fabricación requieren del desempeño de distintas máquinas e incluso operadores y técnicos. Esto es porque reduce el desarrollo, la fabricación y producción de diversos objetos en un solo paso. No obstante, la impresión 3D no requiere un gasto tan elevado de mano de obra. Los gastos que requiere la impresión 3D consisten en:

Costos de la máquina: consiste en la energía necesaria para el funcionamiento de la o las máquinas. Además de su mantenimiento.

Costos de materiales: los materiales con los que trabajan las impresoras 3D también resultan de coste reducido en comparación con otros métodos tradicionales.

Costos laborales: no es necesario más de un operador para asegurar el funcionamiento para una o más impresoras 3D.

  • Mayor sostenibilidad: los materiales con los que una impresora 3D trabaja y cómo estas máquinas aprovechan el material, supone un menor impacto en el medio ambiente. Además, trabaja con materiales reciclables o biodegradables.
  • Flexibilidad: la edición, corrección  e inclusión de piezas o cambio de materiales de un objeto, se pueden realizar en el momento sin que suponga un esfuerzo muy grande. Ya sea ejerciendo cambios o añadiendo piezas de forma digital a través del ordenador o puliendo y perfeccionando el objeto una vez impreso.
  • Revelador: al fabricar de forma rápida un diseño, como un molde o un producto, se puede comprobar muchos detalles que la pantalla del ordenador no puede representar. Permitiendo encontrar errores, mejoras o ajustar características con la finalidad de adecuar el diseño.
  • Ventaja competitiva: al poder realizar diseños de forma más rápida, es posible ofrecer estos en un espacio de tiempo más corto. Lo que lo convierte en una ventaja frente a la competencia junto a otros aspectos comentados anteriormente. Pero la cantidad de ventajas va más allá, también permite enseñar ejemplos reales a posibles clientes, facilitar numerosos prototipos para un cliente, etc.

Otras ventajas

  • Riesgo reducido: los errores cometidos, o los problemas que hayan surgido, tienen una rápida y fácil solución. Incluso, al poder realizar prototipos a un precio asequible y de forma rápida, permite tomar decisiones y proporcionar mejoras antes de realizar un producto final. Todo, sin que resulte un gran esfuerzo.
  • Calidad: la fabricación aditiva posibilita buenos acabados y puede crear tanto productos finales como prototipos o moldes.

Desventajas de la impresión 3D

  • Postprocesamiento: es común que objetos impresos puedan requerir una especie de proceso posterior a su fabricación. Como puede ser tener que pulir algún acabado o eliminar algún soporte.
  • Tiempo: en ocasiones, es necesario imprimir varios objetos o piezas en el menor tiempo posible, lo cual es imposible para una impresora conseguir tantos resultados en un tiempo determinado. No obstante, esto no es un problema cuando se poseen más de una impresora y es posible que todas trabajen a la vez. Por eso, las granjas de impresoras 3D pueden mantener una velocidad adecuada para la realización de numerosos objetos.
  • Precisión limitada: dependiendo de la máquina, la precisión puede variar. Esto es debido a que algunas impresoras poseen tolerancias menores a otras, entre otros ejemplos. No obstante, muchos de estos defectos son pequeños y pueden solucionarse gracias a un postprocesamiento adecuado.